segunda-feira, 14 de maio de 2018

LA VERDADERA HISTORIA DE PAI LUIZ DE BARA Y EL CANDOMBLE


Jose Maria Nunes Gorski





Publicado no Facebook
14 de março de 2012 

Estimados Héctor, David y Chiquinho, lo que voy a narrarles es la verdadera história y experiencias vividas junto a mi Babá Luiz de Bará.

Cuando llegué en 1963 a Porto Alegre y fui a visitar a mi amigo Luiz Antonio da Silva, ya Mae Marieta de Oxalá había falecido.

Ahora pregunto: ¿Cómo Mae Marieta sería Nación Ijexá y el Pae Luiz hacía Nación Oyo? Verdad es que Tío Chico era Nación Oyo, y fue el primero que puso las manos en la cabeza a Pai Luiz, por lo que tengo entendido.

En el año 1968, el Pai Vinicius de Oxalá trae a Porto Alegre al Pai Joao da Gomeia. Pai Vinicius, amigo de Pai Luiz, con Templo en La Estrada do Forte, invita al Pai Luiz a su Ile, para que compartan la visita del Pai Joao a Porto Alegre.

Pai Vinicius hace una fiesta en homenaje a Pai Joao, y al terminar el evento, el Pai Joao pasa a alojarse al Ile de Pai Luiz, donde le hace al Pai Luiz un “oribibó” para reforzar su Ori; posteriormente el Pai Luiz hace una visita al Pai Joao en su Ile da Gomeia en la Bajada Fluminense, Estado de Rio de Janeiro. No hace en ésa oportunidad ninguna obligación.

Pasa un año, puede que la fecha, se me escape pero, estando yo en la Capital de San Pablo en el carnaval de ése año. Si no me equivoco, 1969, estaba yo trabajando en el Laboratorio Claufer, de Porto Alegre, abriendo la filial de San Pablo, me llama el Pai Luiz desde Porto Alegre comunicando me que el Pai Joao da Gomeia estaba internado en el Hospital de Clínicas de San Pablo, había tenido una descompensación en el Desfile de la Escola de Samba. Fui al Hospital de Clínicas, usé cierto subterfugio para pasar a verlo y fui la última persona que lo vio con vida, ya que desencarnó a los pocos minutos de haberlo visto agonizar. Le comuniqué al Pai Luiz, el cual viajó en forma inmediata a Río a presenciar su arisun.

En el año 1972, en el mes de Septiembre, regreso a Porto Alegre, y el día 16 de Octubre me invita el Pai Luiz junto con Pablo, su hijo carnal a ir al día siguiente, 17 de Octubre, a la casa de la playa en Albatroz, a último momento Pablo tenía que trabajar (era chofer de colectivos de la empresa Padre Reus), entonces, se acuerda que sea yo quien lo lleve al Pai, pero las historias siempre consiguen cambiar los destinos, por “h” o por “b”, Pablo no va a trabajar y nos acompaña en el viaje a la playa.

Íbamos en la camioneta Pablo de Odé, el Pai Luiz, Luiz Claudio de Bará hijo de Luisa de Bará que tenía 11 años, Neco de Xangó mi hijo carnal que tenía 4 años, y a último momento se sumó Ricardo de Oxalá de 6 años hijo de crianza del Pai Luiz.

Pasamos el día en la playa. A las 5 de la tarde emprendimos el regreso y mi cuñado Pablo me pidió que manejara, él había conducido de ida, teníamos una camioneta rural Jeep, veníamos a una velocidad moderada, tenía un triste presentimiento de que algo iba a pasar; veníamos por la ruta vieja, no existía autopista todavía, la ruta era sinuosa pero yo la conocía muy bien pues era el camino que hacía todas las semanas, cuando estábamos construyendo esa casa, venía muy despacio, no conseguía correr como estaba acostumbrado.

La disposición dentro de la camioneta era la siguiente: yo manejaba, el Pai Luiz a mi lado en el asiento del acompañante, en el asiento de atrás mío Pablo, Ricardo parado agarrado de mi asiento, Neco también atrás acostado y Luiz Claudio atrás de Pai Luiz.

Ya anocheciendo, 19,30 horas, el Pai Luiz me pidió que me detuviera para ver si conseguía en ése kiosko rutero ajo macho que era común en la región, y estábamos cerca de la fecha de noviembre, aniversario de Bara Laná, y el Pai tenía por costumbre comprar, cuando regreso a la camioneta el Pai Luiz se había acomodado en el asiento de atrás del conductor, Pablo estaba al volante y me dejaron el asiento delantero del acompañante para mi, rodamos 10 minutos, curva y contra-curva un colectivo con pasajeros de Santa Catalina se cerró en la curva chocó a nuestra camioneta en el guardabarros izquierdo dañándola hasta atrás; en el momento del impacto Pablo cae malherido e inconsciente en mi falda y el coche quedó desgobernado, conseguí con la mano izquierda agarrar el volante y traté de enderezar la camioneta, pasé mi cuerpo por encima del de Pablo y conseguí dominar la camioneta solamente con la dirección, verdadero milagro que no había nadie adelante, a los 300 metros que el vehículo se encontraba con un barranco, mágicamente “Alguien” lo hizo parar al borde del barranco.

Imagínense el cuadro:

Pablo totalmente inconsciente, la puerta del conductor no se abría, salí por la del acompañante, conseguí sacar a Luiz Claudio, a Neco y al Pai Luiz, cuando lo senté al Pai Luiz al costado de la ruta sólo escuché el gemido que tantas veces escuché cuando llegaba el Orixá Bará. Estaba a 2 kilómetros lejos de la Policía Caminera; em seguida tuve el auxilio de várias personas que hasta el día de hoy no se quienes fueron, lo sacaron a Pablo lo pusieron en un vehículo particular y lo llevaron al Hospital de Gravataí, en otro coche lo llevaron a Pai Luiz, también en otro vehículo los llevaron a Neco y Luiz Claudio, Ricardo ya lo había visto que estaba muerto debajo del asiento, nada pude hacer por ése pequeño inocente, lo saqué de la camioneta, lo tendí en el piso detrás de la camioneta, lo cubrí con un mantel que traíamos de la playa, atendí a la policía y me llevaron hasta el Hospital donde estaban Ellos, desesperado por saber cómo estaban los heridos,  yo no tenía absolutamente nada, sólo mi ropa toda ensangrentada con la sangre de Pablo.

Cuando llego al Hospital me estaban esperando Neco, Luiz Claudio y el Pai Luiz sentado en una silla en el pasillo, no era el Pai Luiz, era su Orixá Bará, habló conmigo pocas palabras y esto me dijo:

Debajo del banco de la carroza (Camioneta) están las llaves de mi Ile, atrás del altar del Pai Oxalá hay un portafolio con valores, venda lo que tenga que vender pero salve lo máximo que pueda”...

Imagínense la situación, no había ni una ambulancia, no había ni un auto policial, era Domingo, no había nadie, fui a verlo a Pablo ya estaba entubado, despierto, me preguntó por los nenes, obvio que le dije que estaban bien.

Como no había ningún medio de transporte llamé 2 taxis y los mandé a Porto Alegre, Pablo entubado acostado en el asiento en uno de los coches y el Pai Luiz con los nenes en el otro taxí, Orixá Bará ya no estaba, se había retirado, llamé otro taxi más y me dirigí al lugar del accidente a cumplir la orden del Orixá Bará, verdaderamente la llave estaba en el lugar que Él me había dicho.

Después de determinar con la policía los detalles sobre el nene fallecido me fui a Porto Alegre al Pronto Socorro. La policía ya había avisado en casa y estaban Ana de Obaluaiyé en ése momento mi esposa hija carnal de Pai Luiz, Leónidas Meireles funcionario de la TV Globo que pasaba un momento difícil en su matrimonio y estaba hospedado en la casa de Pai Luiz, mi cuñada Rosa. Cuando llegué al lugar ubiqué a Pablo que estaba siendo atendido por sus graves heridas, al Pai Luiz lo habían llevado al segundo piso como a un indigente cualquiera y estaba encogidito en una cama a la espera de que lo atendieran, fui hasta el teléfono público, llamé al doctor Habio Hervé Presidente del Concejo Deliberante de Porto Alegre, el cual determinó el traslado del Pai Luiz al Departamento de las Autoridades del Hospital, hecho ése trámite crucé a la funeraria del frente e hice los trámites para el velatorio y sepelio de Ricardito.


Llamé a Borel de Xangó, mi amigo y compadre y me fui a casa a buscar recursos.

En charla con Leónidas me sugirió Leónidas que llamara a Bahía a la Mae Menininha do Gantois y él se puso en campaña para conseguir el telefono.

Borel trajo sus buzios, nos sentamos en el salón y verdaderamente determinaron los buzios que tenía que comunicarme con Mae Menininha, eran las 2 de la madrugada, llamé a Salvador, me atendió la Mae y me pidió que la llamara al otro día a las 10 de la mañana, ahí en ése momento empieza la história de Pai Luiz con la Mae Menininha Do Gantois.

Al otro día a las 10 de la mañana la llamé, imagínense que la casa estaba llena de gente que quería saber el estado de los heridos y todo lo concerniente al doloroso hecho, me atendió la Mae, me dejó conectado al teléfono hasta las 4 de la tarde y me iba contando los pasos de que lo que iban haciendo allá, lo primero que me dijo “El hombre del monte se va, pero el hijo de Exú queda”.

Sacrificaron un carnero para Xangó en el crucero trancando de ésa manera el camino al cementerio (la noche anterior cuando llamé el Gantois estaba de fiesta, por eso la Mae estaba despierta y me atendió), terminaron con los Axés a las 4 de la tarde y me solicitó que la tuviera al tanto de cómo seguían los accidentados.

Ésta es la verdadera historia de la llegada del Pai Luiz de Bará a la casa de la Mae Menininha Do Gantois y la primer visita que se hizo a la Mae donde el Pai Luiz se hace un borí (única obligación en Candomblé). Fue para la fiesta de Oxóssi en el mes de Junio y la caravana que lo acompañó al Pai Luiz fue: Borel de Xangó, Marcos de Oxalá (hijo de Religión del Pai Luiz), Sueli de Oxúm, esposa de Marcos también hija de Pai Luiz, Carlos Enardo, hijo carnal de Pai Luiz, y yo.

Observación: 9 Días después del accidente a las 19,50 horas falleció Pablo, coincidencia????... A la misma hora que fue el accidente...
Con mucha tristeza narré a solicitud de ustedes cómo fueron realmente los hechos...

Babá José de Xapaná



_______________________________________________________________________
Publicação original na página pessoa de Pai Jose:


­­­­­­Transcrição e adaptação: Luiz L. Marins -  www.luizlmarins.com.br

Nota do transcritor: Baba Jose, o narrador desta história, faleceu em 2013, segundo informação de Mae Zulema, sua esposa, como podemos ver na imagem a seguir:





sábado, 12 de maio de 2018

ÀKÁMARÀ OMO ELÉFUÉ

Awos de Òyó esclarecem sobre "àkámarà" e "eléfué".

O entendimento que fazemos desta entrevista é que "o mundo visível nasce do mundo invisível".

Por Dra Paula Cristina Gomes
https://www.facebook.com/pgfoundation.oyo

 







quarta-feira, 9 de maio de 2018

ODUS NÃO DÃO NASCIMENTO A NADA


Baba Osvaldo Omotobatala

Publicado na página Òwó Erò Mérìndínlógún
no FACEBOOK

30/04/2016


Os Odù não dão nascimento a nada, só contam o que já passo. Odù pode significar várias coisas:

1) A divindade feminina, esposa de Orunmila.

2) As quedas obtidas através do obi, coco, orogbo, uhu Erin (4 cauris), uhu ejo (8 cauris), owo erindinlogun (16 cauries), opele ou também as marcas feitas em seguida na consulta com o ikin.

3) Também é dito assim ao conjunto de histórias, dicas, conselhos, que estão relacionados a cada queda.

4) A deificação de cada uma das quedas vistas como uma energia.

5) A personificação de cada "queda" relação com os adivinhos que fizeram a adivinhação, com um discípulo de Orunmila ou com o próprio Orunmila.

Os pontos 2 e o 3 são, na realidade, algo que se refere quase ao mesmo. E esse conhecimento estabelecido para interpretar cada odù, não é mais do que o que se escreve com base nas experiências relacionadas com cada consulta feita a algum personagem mítico, a sua respectiva oferta e o seu resultado, portanto, o que está escrito para cada um. Odù, é baseado em algo que aconteceu antes de alguém, ou seja, uma história que conta o que alguém fez. Com isto queremos fazer entender que, nada no que tem a ver com o conhecimento baseado na experiência pode ser escrito ou contado, sem que antes aconteça.

Sendo assim, nada pode "nascer" ou "criar-se" através de um conto, uma fábula ou um mito, pois, os contos, fábulas e mitos o que fazem é explicar algo que existe ou o porquê de algumas coisas.

Os Awo (tanto de Òrìsà, como de Ifá) se preocupam em guardar o conhecimento das histórias ligadas à tradição que trazem explicações sobre infinidade de coisas relacionadas com o culto, as divindades, os animais, os tabus, a criação, o ser humano, fatos históricos de seu povo, etc... mas esse conhecimento é baseado em eventos que já se passaram antes, e que depois se contam em forma poética e mítica, alguns dos quais são enfeitados com relatos mais fantásticos.

Por isso, ninguém deveria acreditar que os odù "fazem nascer coisas" ou que os Òrìsà “nascem dos Odù”, já que não é assim.

Podemos colocar como exemplo, os meses do ano comparando-os com os odù, então poderíamos dizer que no "odu" janeiro - meu tio viajou para a Europa, minha prima se casou, nasceu uma criança na família, nos deram um cão, o vizinho. Mudou-se, etc... no "odu" fevereiro - porque o cão quebrava tudo dentro da casa, fizemos uma casinha lá fora (isto na tradição afro-cubana se contaria assim: "aqui nasce que os cães vivam fora"). O meu tio envio um presente da Europa, veio um novo vizinho ao bairro, minha prima ficou doente, etc... etc...

E cada vez que se faz uma nova consulta, tem-se em conta que os eventos que passaram a outros na vida, voltam a repetir-se (embora não exatamente do mesmo modo) e dessa forma, se o consultante faz a oferenda que fez o personagem da história, pode obter resultados semelhantes.

Transcrição e adaptação: Luiz L. Marins, em 09/05/2018 – www.luizlmarins.com.br. Original em: